El día que Apple y Samsung acabaron con la innovación

Cold envió un nuevo contenido a Laneros.com

El día que Apple y Samsung acabaron con la innovación



Desde hace más de 12 años soy entusiasta de los smartphones. Los que me conocen saben que desde 2004 soy moderador de móviles aquí en los foros de Laneros y que he tenido casi que cada producto estrella que ha salido de las principales marcas, sea Apple (iPhone, iPhone 3GS, 4, 4S, 5, 5S, 6) Samsung (Galaxy S, en cada una de sus variantes, S2, S3, S4, S5, S6, S7 EDGE, Note 2, 3, 4, 5) , HTC (desde cuando eran totalmente desconocidos, hasta el Hero, One X, One, M7, M8) , LG (Optimus G, G2, G3, G4), Nexus (Galaxy Nexus, 4, 5, 6), etc.

Si lo notas, los últimos modelos están ausentes, aparte del Samsung S7 EDGE que estoy usando actualmente, pero que ya, si seguía como venía, debía tener el Note 7 en mis manos, o el iPhone 7, o ahora, el Google Pixel.

Sin embargo, estos últimos tienen algo en común: su lanzamiento no me interesó, no lo seguí en vivo como usualmente lo hacía cada que resultaba un nuevo terminal insignia, no me han entrado las ganas de tener uno, es como si no existieran para mi. Es más, antes tenía la costumbre de ingresar a gsmarena.com y realizar comparaciones. Si había un celular mejor que otro, lo debía tener.
¿Qué pasó?​

Para tener un poco más de contexto, hablemos de los primeros días de los smartphones, por allá en el 2004 me interesó mucho saber de un tal Motorola MPx220, para su época, revolucionario.

Tenía un procesador de 200mhz (primera vez que se hablaba del CPU de un teléfono), Windows Mobile 2003 Segunda Edición, una vibrante pantalla de 2" con una "alta" resolución de 176 x 220 y una externa de 4096 colores (wow), una increíble cámara de 1.3megapixeles, expansión de memoria MiniSD, que rápidamente conseguí una de 256Mb en el mismo viaje a Estados Unidos durante el cual lo compré, era un flip phone, todo el paquete para ese entonces.

Luego vino Nokia en su apogeo con su Symbian S60, de los cuales usé el N73, N80, N82, N93, N95, N97 y todos los demás inventos con Linux que salieron en la época, como el Motorola A1200, Nokia con Maemo, los BlackBerry, etc.
Llegó el 2007 y todo cambió, llegó el iPhone y dominó, además llegó el 2009 y el HTC Dream y Android llegó a nuestra vida.​

Allí empato con el comienzo de este artículo, donde cada año veíamos como venían grandes novedades, tanto en los nuevos (para entonces) sistemas operativos, incluyendo al fallido Windows Phone, con el cual también tuve historia.

Fue así como cada versión hacía que el interés hacia los nuevos dispositivos aumentara, con la capacidad técnica y el rápido avance en los procesadores llegaron mejores cámaras, mejores pantallas y como tal, más y mejores funcionalidades.
En mi caso llegué a "cocinar" ROMs a mi gusto para algunos dispositivos Android y los compartía en los foros, ¡tal era el entusiasmo!​

Es así como ahora el celular ha básicamente reemplazado las cámaras "Point and shoot", también a las consolas de juegos portátiles, algunas tablets, entre otros.

Hemos llegado a un punto similar a lo que ha sucedido con los computadores portátiles, donde un portatil de hace un par de años puede hacer perfectamente el trabajo necesario por la mayoría de los usuarios y no hay mayor incentivo a actualizar, a menos que la persona se quiera dar un gusto.
Una vez se tiene un teléfono gama alta, es cada vez menor la necesidad de actualizarse​

¿Pasar de un iPhone 6S a un iPhone 7? ¿de un S7 a un Note7? ¿de un Nexus 6P a un Google Pixel? en mi concepto no hay gran cambio, y esto puede darse a que estamos llegando a la madurez de un mercado.

Claro, si el cambio es de un teléfono de hace 2 años es más justificable, pero nunca va a ser un cambio como de un iPhone 4S a un 5, de un Note 3 a un Note 4 o de un Optimus G a un LG G2, esos grandes saltos en una sola generación son cosas del pasado.

Y hablando de software, no hay nada de Android 7 que me haga querer salir de mi actual teléfono, hoy tener un buen teléfono con Android 6.0.1 es más que suficiente, las novedades no son lo suficientemente atractivas para mí.

Posiblemente el iPhone 7S o la versión 8 del Galaxy S o del Note traigan algo nuevo que vuelva a mover el mercado, pero por el momento parece que la época de grandes avances en los teléfonos móviles se ha estancado y solo veremos contínuos refinamientos, al estilo de las actualizaciones de Windows 10, Ubuntu o MacOS.
Vendrán nuevos lanzamientos de LG, Google, Apple, Samsung, Huawei, etc y seguramente diré lo mismo: meh.​
Continúa leyendo en nuestra sección de Noticias
 

Neon Strive

Lanero Empírico
Se unió
23 May 2005
Mensajes
6,236
Extraño mucho a Nokia. Ellos sí que sabían innovar, y de qué manera. Algo tan simple como incorporar una linterna en la gama de los 1100, o tener funciones dedicadas a la música con la gama Xpress Music, o el famoso N90 diseñado para la grabación de video, y muchos otros conceptos diferentes (por no decir que raros) que fueron puestos al mercado.

Eso sí era innovación y sacar provecho a la tecnología actual (bueno, de esa época).
 

DrWeiss

Lanero Reconocido
Se unió
28 Ago 2007
Mensajes
642
Al igual que ustedes, hoy día ya me tiene sin cuidado lo que los fabricantes de smartphones lancen al mercado en lo concerniente a la gama alta. Anteriormente vivía cambiando de celular a cada rato (no con la misma frecuencia de algunos) y pendiente de los nuevos lazamientos, pero hoy día ya no siento esa misma motivación porque los teléfonos en mi opinión ya no tienen ese algo especial que hacía que los quisiera comprar. Incluso considero que un buen equipo de gama media satisface perfectamente mis necesidades y hace exactamente lo mismo que uno de gama alta (utilizo un Motorola Moto G de segunda generación). En cuanto a la definición de lo que es o no considerado como innovador, eso es muy relativo en mi opinión.

Al igual que varios laneros han publicado acá, he tenido celulares gama alta como el iPhone (3G, 4S y el 6), Galaxy (S3, Note 2, Note 3), Xperia (X10 mini, Z, Z2).

Antes de la era smartphone tuve los siguientes celulares: Mi primer celular fue un Nokia 2160i que mi papá me regaló cuando cambió de celular; luego vino el Nokia 5125 que fue mi primer teléfono nuevo, después lo cambié por el Siemens A56 (Recuerdo que ese celular me costó unos 300K en el 2004); después este lo cambié por un nokia 6200 (primer celular que tuve con radio fm, pantalla a color y un navegador muy primitivo de internet sobre Edge y me había costado 400K) que me lo robaron y que después fue reemplazado por un 6230i (uno de los primeros equipos con cámara de 1.3 megapixeles, bluetooth, reproductor de mp3 y pantalla a color); el motorola v300 (con características similares al 6230, solo que sin reproductor de mp3) que fue uno de los mejores celulares que tuve y por los cuales pagué cerca de 600K; el Sony Ericsson w380 (Primer celular de tapa que reproducía mp3 con la aplicación Walkman) y el Nokia N95 (Uno de los mejores equipos de Nokia que tuve el privilegio de haber comprado en los tiempos de las cláusulas de permanencia en telefonía celular y el primer smartphone que competía de tu a tu con el entonces recién lanzado iPhone). También tuve otros equipos Sony Ericsson pero no recuerdo muy bien cuales pasaron por mis manos.

Así mismo recuerdo muy bien que Nokia y Sony Ericsson eran los mejores fabricantes en el segmento de los feature phones por las siguientes razones: Nokia incorporaba tecnologías novedosas y diseños tanto elegantes como fuera de lo común y Sony Ericsson se especializaba en terminales con cámara (Cybershot) y música (Walkman) así como en el diseño de los mismos.

Hoy día los fabricantes quieren hacernos creer que sus nuevos smartphones con menos funciones o sin conectores son revolucionarios y que debemos pagar casi lo mismo que vale un buen computador de escritorio o un portátil solo porque ellos así lo quieren.
 

sunriken

Lanero Reconocido
Se unió
17 Mar 2006
Mensajes
194
Pues esa sensación me ha quedado igual. Los nuevos lanzamientos de celulares no se me hacen atractivos, ya no cuentan con características que realmente hagan la diferencia con respecto al celular que actualmente tengo (un iPhone 6 Plus). Solo han aumentado un poco la capacidad de procesamiento, memoria, y los cambios en las cámaras son sutiles. En el aspecto que se puede mejorar mucho es en sistema operativo (especialmente con los Android - un verdadero dolor de cabeza).
Anteriormente, también era de los que solia cambiar celular cada 1-2 años. Mi primer celular fue un motorola c333 (GSM), que era pequeño para su época, pero no tenia muchas funcionalidades, por lo que lo cambié por un kyocera kx424 (CDMA2000-1x) con el que ya podía navegar por internet, descargar pequeños juegos y aplicaciones en la tienda Brew, tenía pantalla a color y además venía con linterna. Después tuve un motorola v3, el cual me gustó por su diseño innovador (delgado, aspecto metálico), posibilidad de tonos mp3, pantalla mas grande, posibilidad de correr aplicaciones java j2me, cámara de fotos.
Después di un salto a los smartphones, primero con los blackberries. Mi primer equipo de esta marca fue un 7100. Me sorprendía la facilidad de uso, la visualización de las aplicaciones como íconos, la practicidad del teclado semi-qwerty y el jog-dial, su rigidez y resistencia, su pantalla grande, la navegación por internet, el acceso a correo electrónico y las opciones de mensajería instantánea ( usaba msn messenger, el cual lo soportaba muy bien ), y la encripción y compresión de los datos que viajaban desde el celular al access point que tenía RIM (Servicio blackberry BIS) era una novedad enorme para un teléfono celular. Después salté a un Blackberry 8100, ya con cámara y flash, venía además con opción de usar tarjetas sd para almacenar fotos, documentos y datos, y pude usar el servicio blackberry BES (ya con correos de exchange y acceso a paginas de la Intranet corporativa). Luego compré el bold 9700, que ya era 3G (WCDMA/UMTS) con grabación de video, y cuyas fotos eran de buena resolución.
Luego di el salto a un teléfono con Android 2.2/2.3: LG Optimus 2X, el cual me gustaba la pantalla, resolución, la grabación de video full hd y el puerto HDMI para poner peliculas y videos en el televisor, pero su gran inestabilidad, bloqueos y reinicios constantes hizo que me aburriera del teléfono y lo cambié por un Samsung Galaxy S3 con Android 4.0-4.3. Sin embargo, la lentitud de este equipo hizo que optara por instalar una rom cocinada (CyanogenMod), con la que mejoró un poco su velocidad, sin embargo, los reinicios cada 5 dias por bloqueos de la interfaz y los cierres inesperados de varias aplicaciones seguían siendo a la orden del día.
Después salté a Windows Phone, buscando un telefono cuya mayor innovación era la cámara de 42 megapixeles, el Nokia Lumia 1020. Gran telefono, mucho mas estables las aplicaciones, la velocidad, la calidad de imagen y colores de la pantalla LED, y los reinicios que tenía que hacerle por lentitud eran en promedio cada 10 días, además de las 64GB de almacenamiento que tenía hacía posible usarlo como un dispositivo de almacenamiento que valiera la pena. Duré dos años con el, pero lamentablemente sufrió un daño en el puerto microusb que impedía la transferencia de archivos, y que en servicio técnico de movistar nunca le dieron solución.
Esto hizo que cambiara de celular a un iPhone 6 Plus, que tenia los cambios que esperaba para un equipo con iOS de tiempo atrás y que habían retrasado mi decisión de inclinarme por uno de los modelos de Apple: Pantalla grande de mas de 5 pulgadas, buena resolución de pantalla, capacidad de almacenamiento, mejor estabilidad en las aplicaciones, mejor duración de batería, y efectivamente, es mas estable, solo el hecho de tenerlo que reiniciar en promedio cada 15 dias (en este caso es por fallos con bluetooth usando waze) es una mejora sustancial, la interfaz casi nunca se bloquea, la bateria dura de 1 dia a día y medio en promedio, y por lo general las aplicaciones casi nunca se bloquean.
Pero realmente, no he visto mucha innovación de gran utilidad en los celulares de este año como para que uno haga un cambio sustancial, ni siquiera el moto z (que es el que mas novedades he visto que tiene con respecto a los demás que han sacado este año). Ahora sólo se preocupan en subir algo de ram, algo de almacenamiento, algo de cámara, algo de procesador, algo de resolución de pantalla, pero nada de funciones útiles, antes peor, quitando funcionalidades o forzando a comprar mas accesorios engorrosos para poder acceder a esas funcionalidades "quitadas".
 
Arriba