Ensayos - A cultivar la escritura de los LANeros

The Music

LANero Cuyabro
Se unió
13 Mar 2004
Mensajes
10,568
"Why I Am Not A Christian" by: Bertrand Russell

Fuente: http://users.drew.edu/~jlenz/whynot.html (en inglés)
Traducción: SicIturAdAstra

*

Nota Introductoria:

Russell dió este discurso el 6 de Marzo de 1927 a la Sociedad Secular Nacional, rama del sur de Londres, en el Battersea Town Hall. Fue publicado en forma de panfleto ese mismo año, el ensayo entonces ha alcanzado nueva fama con la edición hecha por Paul Edwards del libro de Russell "Porqué no soy un Cristiano y otros ensayos..." de 1957.

Introducción:

Como su presidente les ha dicho, el tema que discutiré esta noche es "¿Por qué no soy un Cristiano". Quizá sería bueno comenzar por definir que es lo que uno entiende por "Cristiano". Hoy en día se usa en un sentido no muy estricto por muchísima gente. Algunas personas no entienden por "cristiano" algo más que una persona que intenta vivir una buena vida. En ese sentido supongo que habría cristianos en todas las sectas y credos, pero no creo que ese sea el sentido propio de la palabra, porque implicaría que todas las personas que no son cristianos (budistas, confucionistas, mohometanos and así sucesivamente) no intentan vivir una buena vida. No entiendo por cristiano una persona que intenta vivir decentemente de acuerdo a sus propias convicciones. Creo que deben tener cierto grado de creencia definida antes de tener el derecho a llamarse cristianos. La palabra no tiene un significado tan tremendo ahora como lo tenía en los tiempos de San Agustín y Santo Tomás Aquino. En esos días, si un hombre decía que era cristiano se sabía que lo que quería decir. Aceptaba una colección de credos que se especificaban con gran precisión, y creía en cada sílaba de esos credos con la totalidad de la fuerza de sus convicciones.

¿Qué es un cristiano?

Hoy en día no lo es tanto. Tenemos que ser un poquito más vagos en nuestro significado del cristanismo. Sin embargo, creo que hay dos cosas diferentes que son muy esenciales para quienquiera que se llame a si mismo cristiano. La primera es de naturaleza dogmática -o sea, que debe creer en dios y la inmortalidad-, si no cree en esas dos cosas, no creo que esa persona se pueda llamar a su misma cristiana. Fuera de eso, y como su nombre lo implica, para ser cristiano debe algún tipo de creencia en cristo. Los mahometanos, por ejemplo, también creen en dios y la inmortalidad, y aún así no se llaman a sí mismos cristianos. Creo que debe aunque sea creer que si dios no era divino, por lo menos era el más sabio de los hombres. Si no cree aunque sea en eso, no creo que tenga el derecho a llamarse a sí mismo cristiano. Por supuesto, también hay otro sentido que se encuentra en almanaques y libros de geografía, donde se dice que la población del mundo está dividida en cristianos, mahometanos, budistas, entre otros; y en ese sentido todos somos cristianos. Los libros de geografía nos meten a todos ahí, pero en un sentido puramente geográfico que creo que podemos ignorar. Por lo tanto creo que cuando les digo que no soy un cristiano tengo que decirles dos cosas distintas: Primera, por qué no creo en dios y la inmortalidad, y, en segundo lugar, por qué no creo que cristo fue el mejor y el más sabio de los hombres, aunque le concedo un algo grado de bien moral.

Pero por los exitosos esfuerzos de los no creyentes del pasado, no podría tomar una definición del cristianismo de una manera tan elástica. Como dije antes, en los viejos tiempos tenía un sentido mucho más tremendo. Por ejemplo, incluía la creencia en el infierno. La creencia en el fuego eterno del infierno era un item esencial de la creencia cristiana hasta hace poco tiempo. En este país, como saben, dejó de ser un item esencial debido a la decisión del privy council, y por esa decisión el arzobispo de Canterbury y el arzobispo de York pelearon; Pero en este país nuestra religión es definida por acto legislativo, y por lo tanto el privy council pudo invalidar sus gracias y el infierno dejó de ser necesario para un cristiano. Consecuentemente, no insistiré en que un cristiano debe creer en el infierno.

La existencia de dios

Para llegar a esta creencia de la existencia de dios: Es una pregunta seria y grande, y si intentara lidiar con ella de una manera adecuada tendría que tenerlos aquí hasta el fín del mundo, así que tendrán que excusarme si lidio con ella en una manera de algún modo resumida. Saben, por supuesto, que la iglesia católica ha establecido como dogma que la existencia de dios puede ser probada sin necesidad de la razón sin revelación. Este es un dogma de un modo u otro curioso, pero es uno de sus dogmas. Tuvieron que introducirlo porque en algún tiempo los librepensadores adoptaron el hábito de decir que habían tales y tales argumentos en los cuáles la sóla razón podría dar indicios en contra de la existencia de dios, pero por supuesto supieron que dios existía como un asunto de la fé. Los argumentos y las razones eran bastante extensas y la iglesia católica sintió que debía detenerlos. Entonces establecieron que la existencia de dios puede ser probada por la razón sin revelación y tuvieron que crear lo que ellos consideraban que eran argumentos para probar eso. Por supuesto, hay unos cuántos, pero tomaré sólo algunos.

El argumento de la primera causa

Quizá el argumento más simple y más fácil de entender es el argumento de la primera causa. (Se mantiene que todo lo que vemos en este mundo tiene una causa, y a medida que vas hacia atrás en la cadena de causas debes llegar a una primera causa, y a esa primera causa le das como nombre "dios"). Supongo que ese argumento no tiene mucho peso en nuestros días, porque, en primer lugar, el concepto de "causa" no es lo que era antes. Los filósofos y los hombres de ciencia han estado trabajando en ese concepto, y no tiene la vitalidad que solía tener; Pero, fuera de eso, se ve que el argumento de que debe haber una primera causa is el que no puede tener ninguna validez. Debo decir que cuando era jóven y debatía estas preguntas muy seriamente en mi mente, acepté por mucho tiempo el argumento de la primera causa, hasta que un dia, a la edad de 18, leí la autobiografía de John Stuart Mill, y ahí encontré esta frase:
"My padre me enseñó que la pregunta '¿Quién me hizo' no puede ser respondida, ya que inmediatamente sugiere la pregunta '¿quién hizo a dios?". Esa simple frase me mostró la mentira del argumento de la primera causa. Si todo debe tener una causa, entonces dios debe tener una causa. Si puede haber algo sin causa, bien podría ser el mundo o ser dios, así que no puede haber ninguna validez en ese argumento. Es exactamente de la naturaleza que la visión Hindú que dice que el mundo descansaba encima de un elefante, y el elefante descansaba encima de una tortuga; y cuando dijeron "¿y la tortuga qué?", el Hindú dijo: "Suponga que cambiamos de tema". El argumento de la primera causa no es mejor que el del Hindú. No hay razón por la cual el mundo no haya podido ser sin una razón, o, por otro lado, haya una razón por la cual no haya existido siempre. No hay razón para suponer que el mundo tuvo un inicio en lo absoluto. La idea de que todas las cosas deben tener un inicio es debida realmente a la pobreza de nuestra imaginación. Por lo tanto, quizá, no necesite gastar más tiempo en el argumento de la primera causa.

El argumento de la ley natural

También está este argumento muy común de la ley natural. Era el argumento favorito durante el siglo XVIII, especialmente bajo la influencia de Sir Isaac Newton y su cosmogonía. La gente observaba los planetas girando alrededor del sol de acuerdo a la ley de gravitación universal, y pensaron que dios le había dado una órden a esos planetas para que se movieran de esa manera, y por eso es que se movían así. Esa era por supuesto una explicación simple y conveniente que les evitaba el problema de ver más allá y buscar más explicaciones de la ley de gravitación universal. Hoy en día explicamos la ley de gravitación universal de una manera más o menos complicada que Einstein ha introducido. No me propongo darles un discurso de la ley de gravitación universal según la interpretación de Einstein, ya que de nuevo nos quedaríamos hasta el fín del mundo. De cualquier manera, ya no se tiene tiene el tipo de ley natural que se tenía en el sistema Newtoniano, donde por alguna razón que nadie podía entender, la naturaleza se comportaba de manera uniforme. Ahora encontramos que muchas cosas que creíamos eran leyes naturales en realidad son convenciones humanas. Se sabe que incluso en las más remotas profundidades del espacio estelar tres pies son una yarda. Sin duda es un hecho remarcable, pero dificilmente podría llamarse una ley natural, y muchísimas cosas que han sido llamadas leyes naturales son del mismo estilo. Por otro lado, donde pueda adquirir algún conocimiento de lo que los átomos hacen realmente se dará cuenta que están muchos menos sujetos a las leyes de lo que la gente piensa, y que las leyes a las cuáles se llega son promedios estadísticos de lo que sucedería. Como todos sabemos, hay una ley que dice que si tiras unos dados obtendrás un un par de 6 sólo una vez cada 36 intentos, y no apreciamos eso como evidencia de que la caida de los dados está regulada por diseño; Al contrario, si los pares de 6 salieran en cada intento deberíamos pensar que hubo diseño. Muchas de las leyes de la naturaleza son de ese estilo, son promedios estadísticos de lo que saldría derivado de las leyes del azar, y eso hace que todo el asunto de la ley natural sea mucho menos impresionante de lo que era. Por otro lado, lo que representa el momentario estado de la ciencia que puede cambiar mañana, toda esa idea de que las leyes naturales implican un legislador es debido a una confusión entre las leyes humanas y naturales. Las leyes humanas son órdenes que te dicen que te comportes de una manera determinada, manera de la cual puedes elegir comportarte o no comportarte; Pero las leyes naturales son una descripción de como las cosas se comportan en realidad, y siendo una mera descripción de lo que en realidad hacen, no se puede discutir que haya alguien que les dijo que hicieran eso, porque incluso suponiendo que hubiera alguien, a menudo te encuentras con la pregunta "¿por qué dios sacó esas leyes naturales y no otras?". Si dices que lo hizo sólo por su propio placer, y sin razón, entonces te das cuenta que hay algo que no está sujeto a la ley, y tu cadena de leyes naturales se ve interrumpida. Si dices, como los teólogos más ortodoxos, que en todas las leyes que dios saca hay razones para que saque esas y no otras -la razón siendo, por supuesto, crear el mejor universo, aunque nunca lo pensarías para mirarlo- si hubiera una razón para las leyes que dios dá, entonces el mismo dios está sujeto a la razón, y entonces no hay ninguna ventaja en tener a dios como intermediario. En realidad tienes una ley por fuera y anterior a los mandatos divinos, y dios no sirve a tu propósito, ya que no es el máximo legislador. Resumiendo, este argumento de la ley natural no tiene la fuerza que solía tener. Estoy viajando en el tiempo mientras analizo los argumentos. Los argumentos que son usados para la existencia de dios cambian su caracter a medida que pasa el tiempo. En un principio eran argumentos con fortaleza intelectual que incorporaban unos errores ciertamente definidos. Mientras llegamos a los tiempos modernos se vuelven menos respetables intelectualmente y más y más afectados por cierto tipo de impresición moral.

El argumento del diseño

El próximo paso en el proceso nos lleva al argumento del diseño. Todos saben el argumento del diseño: Todo en el mundo está hecho de manera que logremos vivir en el mundo, y si el mundo alguna vez fuera un poquito diferente no podríamos vivir en él. Ese es el argumento del diseño. En ocasiones toma una forma más bien curiosa; Por ejemplo, se discute que los conejos tienen colas blancas para que se les pueda disparar más fácil. No se como los conejos verían esa aplicación. Es un argumento muy fácil de parodiar. Todos saben la observación de Voltaire, qué obviamente la nariz fue diseñada como es para encajar en los espectáculos. Ese tipo de parodia pareciera no ser lo que era en el siglo XVIII, ya que desde Darwin entendemos mucho el por qué de la adaptación de los seres vivientes a su entorno. No es que el entorno haya sido hecho para ser compatible con los seres vivientes, sino que los seres vivientes se desarrollaron para ser compatibles con el entorno, y esa es la base de la adaptación. No hay ninguna evidencia de diseño con respecto de eso.

Cuando se le da un vistazo a este argumento del diseño, es increible que la gente pueda creer que este mundo, con todas las cosas que tiene, con todos sus defectos, sea lo mejor que la omnipotencia y la omnisciencia ha sido capaz de producir en millones de años. Realmente no puedo creerlo. ¿Crees que si se te diera omnipotencia y omnisciencia y millones de años en los cuáles perfeccionar tu mundo, no podrías producir algo mejor que el Ku Klux Klan o los fascistas?. Por otra parte, si aceptas las leyes ordinarias de la ciencia, tienes que suponer que la vida humana y la vida en general en este planeta morirá: Es una etapa en el decaimiento del sistema solar; En cierta etapa de decaimiento obtienes el tipo de condiciones de temperatura y demás cosas que son compatibles con el protoplasma, y hay vida por un corto periodo en la vida de todo el sistema solar. Ves en la luna el tipo de cosa a la cual la tierra está tendiendo -algo muerto, frío y sin vida-.

Se me dice que este tipo de visión es deprimente, y la gente en ocasiones me dirá que si creyeran eso no podrían seguir viviendo. No la crea, son tonterías. Nadie en realidad se preocupa de lo que va a pasar en millones de años. Incluso si creen que se están preocupando mucho por eso, se están engañando a sí mismos. Se están preocupando acerca de algo mucho más mundano, o puede ser una simpla indigestión, pero nadie en realidad está seriamente preocupado por el pensamiento de algo que puede sucederle a este mundo en millones y millones de años. Por lo tanto, aunque por supuesto es una visión melancólica suponer que la vida morirá -o por lo menos creo que eso diremos, aunque en ocasiones cuando contemplo las cosas que la gente hace con sus vidas creo que es casi una consolación- no es tanto como para hacer una vida miserable. simplemente te hace poner atención a otras cosas.

Los argumentos morales para la deidad

Ahora avanzamos una etapa en lo que llamaré la descendencia intelectual que los teistas han hecho en sus argumentaciones, y llegamos a lo que se llama los argumentos morales para la existencia de dios. Saben, por supuesto, que en los viejos tiempos habían tres argumentos intelectuales para la existencia de dios, los cuáles fueron desechados por Immanuel Kant en la "crítica de la razón pura"; Pero no pasó mucho tiempo desde que se deshizo de los tres argumentos para que inventara otro, que lo dejó bien convencido. Él era como muchos: En asuntos intelectuales era escéptico, pero en asuntos morales creía implícitamente en las máximas que había aprendido en su infancia. Eso ilustra lo que los psicoanalistas enfatizan -la mayor fuerza que tienen sobre nosotros nuestra asociaciones tempranas en relación con las más tardías-

Kant, como digo, inventó un nuevo argumento moral de la existencia de dios, que con sus variaciones fue muy popular durante el siglo XIX, tiene cualquier cantidad de formas. Una de las formas es decir que no habría bien o mal a no ser que dios existiera. No voy a discutir si hay una diferencia entre el bien y el mal o si no la hay; esa es otra cuestión. Lo que discutiré es que si estás seguro de que hay una diferencia entre el bien y el mal, entonces estás en esta situación: ¿Es esa diferencia debida a un decreto de dios o no?. Si se debe a un decreto de dios, entonces para el mismo dios no hay diferencia entre el bien y el mal, y el decir que dios es bueno comienza a carecer de significado. Si vas a decir, como hacen los teólogos, que dios es bien, entonces deberás decir entonces que el bien y el mal tienen un significado que es independiente de un decreto de dios, ya que los decretos de dios son buenos y no malos independientemente del mero hecho que el los hizo. Si vas a decir eso, entonces tendrás que decir que no es sólo a través de dios que el bien y el mal vienen a ser, sino que estás en su esencia lógicamente anterior a dios. Podrías, por supuesto, si así quisieras, decir que había una deidad superior que daba las órdenes al dios que hizo este mundo, o podrías tomar la línea que toman algunos gnósticos -una línea que a menudo pensé como una línea bastante creible- que dice que de hecho este mundo fue hecho por el diablo en un momento en que dios no estaba mirando. Hay mucho que decir de eso, y no estoy aquí para refutarlo.

El argumento del remedio de la injusticia

Entonces hay otra forma muy curiosa de argumento moral: Dicen que la existencia de dios es requerida para que haya justicia en el mundo. En la parte de este universo que conocemos hay mucha injusticia, y a menudo los buenos sufren, y a menudo los malos prosperan, y uno ni sabe cuál de las dos cosas es más molesta; pero si se va a tener justicia en el universo como un todo hay que suponer que habrá vida futura para compensar el balance de la vida aquí en la tierra. Así que dicen que debe haber un dios, y que debe haber cielo e infierno para que a largo plazo haya justicia. Este es un argumento muy curioso. Si miraras el asunto desde el punto de vista científico, dirías, "después de todo, sólo conozco este mundo. No conozco el resto del universo, pero mientras se pueda debatir con probabilidades uno diría que el mundo es una simple muestra, y que si hay injusticia aquí lo más probable es que haya injusticia en el resto del universo también". Suponiendo que tuvieras un cajón lleno de naranjas, y encontraras que las naranjas de arriba están malas, no argumentarías "Las naranjas de abajo deben estar buenas para compensar el balance". Dirías "probablemente todas están malas"; y esto es realmente lo que una persona científica argumentaría acerca del universo. Esa persona diría "Encontramos en en este mundo mucha injusticia, y es tanta que es una razón para suponer que la justicia no manda en el mundo; Y por lo tanto nos da un argumento moral en contra y no a favor de una deidad". Por supuesto se que el tipo de argumentos intelectuales de los que les he estado hablando no son lo que realmente mueve a la gente. Lo que hace que la gente crea en dios no es ningún argumento intelectual en lo absoluto. La mayoría de la gente cree en dios porque se les ha enseñado desde la infancia a hacerlo, y esa es la razón principal.

Luego pienso que la razón más poderosa es el deseo de la seguridad, el sentir que hay un hermano mayor que cuidará de tí. Eso juega un papel profundo en la influencia del deseo de gente en tener una creencia en dios.

El caracter de cristo

Ahora quiero decir unas palabras de un tema el cual creo que ha sido estudiado lo suficiente por los racionalistas, y es la pregunta de si dios era el mejor y el más sabio de los hombres. Por lo general se da por sentado que todos deberíamos estar de acuerdo en que así fue. Yo personalmente no estoy de acuerdo. Creo que hay muchos puntos en los que estoy de acuerdo con cristo más que los que se profesan cristianos. No se si podría ir hasta el final con él, pero podría ir con él mucho más lejos que la mayoría de quienes se profesan cristianos. Recordarán que dijo: "No resistan el mal: Pero quienquiera que te abofetee la mejilla derecha, muestrale la izquierda también". Eso no es un nuevo precepto o un nuevo principio. Fue usado por Lao-Tse y Buda 500 o 600 años antes que cristo, pero no es un principio que de hecho los cristianos acepten. No tengo dudas que el actual primer ministro (Stanley Baldwin) por ejemplo, es un cristiano sincero, pero no le aconsejaría a ninguno de ustedes que fuera y lo abofeteara en una mejilla. Creo que encontrarán que que él creyó que este texto tenía un sentido figurativo.

Entonces hay otro punto que considero excelente. Recordarán que cristo dijo "no juzques o serás juzgado". No creo que ese principio fuera muy popular en las cortes de ley de los paises cristianos. En mi vida he conocido bastantes jueces que eran muy cristianos, y ninguno sintió que estaba actuando en contra de los principios cristianos por hacer lo que hacían. Entonces cristo dice: "Al que te pidiere, dale; y al que quisiere tomar de ti prestado, no se lo rehuses." Ese es un principio muy bueno. Su presidente les ha recordado que no estamos aquí para hablar de política, pero no puedo evitar observar que la última elección general se llevó a cabo con la pregunta de cuán deseable era rehusar a aquel que quisiere tomar de ti prestado, así que uno debe asumir que los liberales y conservadores de este país se componen de gente que no está de acuerdo con la enseñanza de cristo, porque de hecho rehusaron muy enfáticamente en esa ocasión.

Entonces hay otra máxima de cristo que creo que tiene mucho a su haber, pero no veo que sea muy popular entre algunos de nuestros amigos cristianos. Él dice, "Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres". Es una máxima muy excelente, pero, como digo, no muy practicada. Todas esas, creo, son buenas máximas, aunque son un poco dificiles de practicar. Yo no profeso practicarlas yo mismo; pero después de todo, no es lo mismo para mi que para un cristiano.

Defectos en la enseñanza de cristo

Habiendo concedido la excelencia de esas máximas, llego a ciertos puntos en los que no creo que uno pueda otorgar ni la superlativa sabíduría o la superlativa benevolencia de cristo como se describe en los evangelios; y aquí diré que uno se preocupa por la pregunta histórica. Históricamente es bastante dudoso si dios alguna vez existió, y si existió no sabemos nada de él, así que no me preocupa la pregunta histórica, la cuál es bastante compleja. Me ocupa cristo como aparece en los evangelios, tomando la narrativa evangélica como está, y ahí uno encuentra cosas que no parecen muy sabias. Para empezar, él seguro pensó que su segunda venida ocurriría en nubles de gloria antes de la muerte de toda la gente que vivía en ese momento. Hay muchísimos textos que prueban eso. Él dice, por ejemplo, "No acabaréis de andar todas las ciudades de Israel, hasta que no venga el Hijo del hombre". Y entonces dice, "Hay algunos de los que están aquí, que no probarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del hombre viniendo en su reino". Y hay muchos lugares donde es bastante claro que él creía que su segunda venida sucedería durante la vida de muchos de los que estaban vivos en ese momento. Esa era la creencia de sus primeros seguidores, y era la base de mucha parte de su enseñanza moral. Cuándo dijo: "No piensen en el mañana", y cosas de ese tipo, era en su mayoría porque pensaba que su segunda llegada sucedería muy rápido, y que todos los asuntos mundanos ordinarios no contaban. De hecho, he conocido algunos cristianos que creían que la segunda venida era inminente. Conocí una persona que asustó terriblemente a su congregación diciéndoles que la segunda venida era de hecho inminente, pero se calmaron bastante cuando se dieron cuenta que estaba plantando árboles en sus jardines. Los primeros cristianos en realidad creían, y se abstenian de tales cosas como plantar árboles en sus jardinas, porque aceptaron de cristo la creencia de que su segunda venida era inminente. En ese respecto, claramente él no fue tan sabio como otras personas han sido, y ciertamente no era superlativamente sabio.

El problema moral

Entonces se llega a las preguntas morales. En mi concepto hay un defecto muy serio en el caracter moral de cristo, y es que él creía en el infierno. No siento personalmente que cualquier persona que sea real y profundamente humana pueda creer en el castigo eterno.
Cristo ciertamente creía en el castigo eterno como se muestra en los evangelios, y uno encuentra repetidamente una furia vengativa contra aquellos que no escucharan su predicación -una actitud que es común en los predicadores-, pero que de un modo u otro se aleja de la superlativa excelencia. Por ejemplo, no se encuentra esa actitud en Sócrates. Se lo encuentra bastante calmado y urbano con respecto de quienes no lo escuchaban; y esto es, en mi concepto, mucho más digno de un sabio tomar esa línea que tomar la línea de la indignación. Todos probablemente recuerdan el tipo de cosas que Sócrates estaba diciendo mientras moría, y el tipo de cosas que generalmente decía a aquellos que no estaban de acuerdo con él.

Encontrarán que en los evangelios cristo dijo, "Ustedes serpientes, ustedes generación de víboras, como pueden escapar a la maldición del infierno". Eso era dicho a las personas que no gustaban de su predicación. En mi concepto no es el mejor tono, y hay muchísimas cosas más de ese estilo acerca del infierno. También está, por supuesto, el conocido texto acerca del pecado contra el espíritu santo: "Quienquiera hablare contra el espíritu santo no será perdonado ni en este mundo ni en el que viene". Ese texto ha causado una indescriptible cantidad de miseria en este mundo, pues muchas personas han imaginado que han cometido el pecado contra el espíritu santo, y han pensado que no les será perdonado ni en este mundo ni en el que viene. En realidad no creo que una persona con el apropiado grado de amabilidad en su naturaleza habría creado tales tipos de miedos y terrores en el mundo.

Entonces cristo dice "Enviará el hijo del hombre sus ángeles, y reunirán fuera de su reino aquellas cosas que escandalizan, y las que causan inequidad, Y los echarán en el horno de fuego: allí será el llanto y el crujir de dientes". Y sigue hablando del llanto y el crujir de dientes en un verso tras otro, y es bastante minifiesto para el lector que hay cierto placer en contemplar el llanto y el crujir de dientes, de lo contrario no ocurriría tan a menudo. Entonces todos ustedes, por supuesto, se acuerdan de las ovejas y las cabras; de como en la segunda llegada va a dividir las ovejas y las cabras, y le dirá a las cabras, "Alejénse de mi, malditas, al fuego eterno". Él continúa, "Y esas se irán al fuego eterno". Y entonces dice de nuevo "Y si tu mano te escandalizare, córtala: Mejor te es entrar á la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego eterno". Lo vuelve a repetir una y otra vez. Debo decir que creo que toda esta doctrina del fuego eterno del infierno como castigo por el pecado es una doctrina de crueldad. Es una doctrina que puso crueldad en el mundo y le dió al mundo generaciones de cruel tortura; y el cristo de los evangelios, si lo tomas como sus cronistas lo representan, tendría ciertamente que ser considerado como parcialmente responsable por eso.

Hay otras cosas de menor importancia. Por ejemplo los cerdos Gadarenos, donde ciertamente no fue muy amable para con los cerdos poner demonios en ellos y hacerlos correr cuesta abajo hacia el mar. Deberán recordar que él era omnipotente, y que podría haber que los demonios simplemente se fueran, pero eligió enviarlos a los cerdos. Entonces está la curiosa historia de la higuera, la cual siempre me desconcertó. Recuerdan lo que pasó con la higuera. "Él estaba hambriento, y viendo una higuera en la lejanía que tenía hojas fue rápido a ver si podría encontrar algo, y cuándo llegó no encontró nada a excepción de hojas, ya que no era la época de los higos. Y jesús respondió y dijo: 'Nunca más para siempre nazca de ti fruto'. Y Pedro luego le dijo 'Maestro, observa como la higuera que has maldecido se ha secado'". Esta es una historia muy curiosa, porque no era la época del año en que nacen los higos, y no se podía culpar al árbol. No puedo sentir que en materia de sabiduría o virtud cristo esté tan alto como otras personas conocidas de la historia. Creo que debería a Buda y Sócrates por encima de él en esos aspectos.

El factor emocional

Como dije antes, no creo que la verdadera razón por la cual la gente acepta la religión tenga algo que ver con la argumentación. Aceptan la religión en bases emocionales.
A uno se le dice a menudo que es muy incorrecto atacar la religión, porque la religión hace a los hombres virtuosos. Entonces se me dijo; no lo he notado. Saben, por supuesto, la parodia de ese argumento en el libro de Samuel Butler "Erewhon Revisited". Recordarán que en Erewhon hay un tal Higgs que llega a un pais remoto, y después de permanecer allí un tiempo se escapa de ese pais en un globo. Veinte años después regresa a ese pais y encuentra una nueva religión en cuál se le alaba con el nombre de "hijo del sol", y se dice que él ascendió al cielo. Se dá cuenta que la fiesta de la ascensión está a punto de ser celebrada, y él oye a los profesores Hanky y Spanky decirse que nunca prestaron atención al hombre Higgs, y esperan nunca hacerlo, pero son los sumos sacerdotes de la religión del hijo del sol. Él se indigna bastante, y vá y les dice, "Le voy a revelar todo este montón de mentiras a la gente de Erewhon, qué era yo, el hombre Higgs, y que ascendí en un globo". Entonces le dicen, "No debes hacer eso, porque toda la moral de este pais tiene que ver con ese mito, y si llegan a saber que no ascendiste al cielo todos se volverán malvados"; así se le persuade de que no diga nada y se aleja discretamente.

Esa es la idea -qué todos debemos ser malvados si no nos adherimos a la religión cristiana-. Me parece a mí que la gente que se ha adherido a esa religión han sido mayoritariamente extremadamente malvados. Encuentras este hecho curioso, entre más intensa haya sido la religión de cualquier periodo y más profunda haya sido la creencia dogmática, mayor ha sido la crueldad y peor el estado de los asuntos. En las llamadas épocas de fé, cuando los hombres en realidad creían en la religión cristiana completamente, estaba la inquisición, con todas sus torturas; hubo millones de desafortunadas mujeres quemadas como brujas; y hubo cualquier tipo de crueldad practicada a cualquier cantidad de personas en nombre de la religión.

Te das cuenta al dar un vistazo al mundo que cualquier pedacito de progreso en los sentimientos humanos, cualquier mejora en la ley criminal, cualquier paso hacia la disminución de la guerra, cualquier paso hacia el mejor tratamiento de las razas de color, o cualquier mitigación de la esclavitud, cualquier progreso moral que haya habido en el mundo, consistentemente ha tenido oposición por parte de las iglesias organizadas del mundo. Digo muy deliberadamente que la religión cristiana, como está organizada con sus iglesias, ha sido y todavía es el principal enemigo del progreso moral en el mundo.

Como las iglesias han retardado el progreso

Pensarán que voy muy lejos cuando digo que todavía es así. Pues no creo que vaya lejos. Tomen un hecho. Seguro discutirán conmigo si lo menciono, no es un hecho placentero, pero las iglesias lo llevan a uno a mencionar hechos que no son placenteros. Suponiendo que en este mundo en que vivimos hoy una chica inexperimentada se casa con un hombre que tiene sífilis; en ese caso la iglesia católica dice, "Este es un sacramento indisoluble. Deberán ser célibes o estar juntos. Y si están juntos, no deberán usar contracepción para prevenir el nacimiento de niños con sífilis". Ninguna persona cuyas simpatías naturales no hayan sido bombardeadas por el dogma, o cuya naturaleza moral no estuviera absolutamente muerta para cualquier sentimiento de sufrimiento, podría mantener que es correcto y propio que ese estado de las cosas continúe.

Ese es sólo un ejemplo. Hay muchísimas maneras como, en este mismo instante, la iglesia inflinge sufrimiento innecesario e inmerecido a cualquier cantidad de personas por su insistencia en lo que elige llamar moralidad. Y por supuesto, como sabemos, en su mayoría es todavía uno de los grandes oponente del progreso y la mejora en todas las formas de sufrimiento en el mundo, porque ha elegido etiquetar como moralidad cierto set de cerradas reglas de conducta que no tienen nada que ver con la felicidad humana; y cuando dicen que esto o aquello tiene que ser hecho porque es necesario para la felicidad humana, no creen que tenga nada que ver en absoluto con el asunto.
"¿Qué tiene que ver la felicidad humana con la moral?. El objetivo de la moral es no hacer a la gente feliz."

El miedo, el cimiento de la religión

Creo que la religión está basada primaria y principalmente en el miedo. En parte es el terror de lo desconocido y en parte, como he dicho, el deseo de sentir que tienes una especie de hermano mayor que estará contigo en todo tipo de problemas y disputas. El miedo es la base de todo el asunto -miedo de lo misterioso, miedo a la derrota, miedo a la muerte-. El miedo es el padre de la crueldad, y por lo tanto no es raro que la crueldad y la religión vayan de la mano. Es porque el miedo es la base de esas dos cosas. En este mundo ahora podemos comenzar a entender un poquito las cosas, y a dominarlas un poquito con la ayuda de la ciencia, la cual ha forjado su camino paso a paso contra la religión cristiana, contra las iglesias, y contra la oposición de todos los viejos preceptos. La ciencia nos puede ayudar a superar este miedo cobarde en el cual la humanidad ha vivido por tantas generaciones. La ciencia nos puede enseñar, y pienso que nuestros propios corazones nos pueden enseñar también a dejar de buscar apoyos imaginarios, a dejar de inventar aliados en el cielo y en vez de eso mirar nuestros propios esfuerzos aquí abajo para hacer del mundo un lugar mejor para vivir, en lugar del tipo de lugar en qué todas las iglesias por tantos siglos lo han convertido.

Lo que debemos hacer

Queremos pararnos en nuestros propios feets y mirar de manera justa al mundo -sus cosas buenas, sus cosas malas, su belleza, su fealdad-. Miren el mundo como es y no le teman. Conquisten el mundo por la inteligencia y no meramente por ser esclavizantemente doblegados por el terror que viene de él. Toda la concepción de dios es una concepción derivada de los viejos despotismos orientales. Es una concepción que no es muy digna de hombres libres. Cuando oyes a la gente en la iglesia rebajándose a sí mismos y diciendo que son miserables pecadores, y todo eso, parece despreciable y no es digno de humanos que se respeten a sí mismos. Debemos pararnos y mirar al mundo francamente en la cara. Tenemos que hacer de este mundo lo mejor que podamos, y si no es tan bueno como quisiéramos, después de todo será mejor que todo lo que esos otros han hecho de él en todas esas épocas. Un mundo bueno necesita sabiduría, amabilidad y coraje; no necesita un sentimiento intenso de arrepentimiento después del pasado o una restricción a la inteligencia libre por las palabras pronunciadas hace mucho tiempo por hombres ignorantes. Necesita una perspectiva sin temores y una inteligencia libre. Necesita esperanza para el futuro, no mirar atrás todo el tiempo hacia un pasado que está muerto, el cual confiamos que será sobrepasado por mucho por el futuro que nuestra inteligencia libre puede crear.
 
Arriba