Adiós, hojas de vida / LinkedIn aspira a convertirse en el buscador de talento del futuro

ImgArticulo_T1_90497_2011528_132034.jpg

Hasta hace una semana, LinkedIn era una red que solo algunos en Colombia conocían. Pero la noticia sobre su entrada en bolsa, en donde el primer día la acción pasó de 45 a 122 dólares, generó gran curiosidad. Esta red, fundada en 2002 por Reid Hoffman con el objetivo de que los profesionales pudieran tener en su perfil una especie de hoja de vida actualizada y al mismo tiempo agregaran gente con la que han trabajado, está cambiando la manera como hoy se buscan y se encuentran oportunidades laborales.

En casi diez años ha aglomerado a más de cien millones de usuarios registrados en 200 países y cada mes se le une un millón de personas más. Ha recibido alrededor de 47,6 millones de visitas en el mundo. "Aunque son menos usuarios que en otras redes sociales, empieza a ser vital para subsistir en el área profesional", dice Nicolás Martínez, experto en el tema.

LinkedIn funciona como Facebook. La diferencia está en que la información que los usuarios publican y las aplicaciones que allí se encuentran están diseñadas no para divertir ni chismosear, sino para mejorar su carrera. Cada miembro tiene una página con detalles de su educación, vida profesional, intereses, logros y una lista de contactos. "Es una hoja de vida recargada", dice José Carlos García, experto en tecnología y redes sociales. La persona la actualiza a diario y sus contactos pueden hacer recomendaciones de su trabajo, lo que agrega valor al currículo, y la lista de contactos suele servir para acceder a un miembro que la persona quiere conocer.

Las 500 empresas de Fortune están en LinkedIn y hoy, además de publicar los cargos disponibles, hacen sus búsquedas de personal en esta red. Es una base de datos muy especializada, con un buscador que les permite llegar a su público objetivo con mayor efectividad. "Como se trata de un sitio profesional, la información que la gente publica es veraz y esa transparencia les conviene", dice Martínez. El miembro promedio de LinkedIn es un individuo con estudios universitarios, de 43 años, que gana al año 107.000 dólares. La mayoría tiene empleo, pero esos son 'candidatos pasivos' que podrían encontrarse en la mira de una empresa. En este sentido, no es una bolsa de empleo virtual cualquiera, sino una red selecta de ejecutivos y profesionales de alto nivel que allí mercadean su conocimiento.

Para dar un ejemplo, la consultora Accenture contrata en un año cerca de cincuenta mil personas entre consultores de comunicaciones, expertos en finanzas y diseñadores de software. Antes la empresa tenía la opción de llamar a cazadores de talentos, pagar un aviso en el periódico o buscar candidatos por recomendaciones directas. Pero LinkedIn cambió las reglas del juego. Solo hay que especificar en el buscador el perfil de la persona y aparece un listado con aquellos a la medida de ese puesto. "Si la gente no está ahí es invisible para estas oportunidades", dice Martínez.

LinkedIn también da la posibilidad a sus miembros de asociarse en grupos de su área de interés para discutir temas o para recibir ofertas de trabajo. Otros se benefician porque sus contactos los asesoran con el perfil para potenciar las posibilidades profesionales.

Para García este sitio funciona si la gente está revisando a diario la información. "Antes uno solo actualizaba la hoja de vida cuando se la pedían, pero aquí hay que hacerlo constantemente". Todavía es una red muy pequeña en el país, si se compara con Facebook y Twitter, pero hay mucho campo para crecer. Después de todo, las redes sociales están hechas para buscar a la gente y, como lo dice Hoffman, fundador de LinkedIn, "usted seguramente querrá que lo encuentren".

http://www.semana.com/vida-moderna/adios-hojas-vida/157475-3.aspx
 

'Wayne

Lanero Reconocido
Se unió
26 Ene 2010
Mensajes
1,730
LinkedIn aspira a convertirse en el buscador de talento del futuro

Redacción Economía, 22 may (EFECOM).- Los inversores han apoyado masivamente la salida a Bolsa de la red social LinkedIn que, con 100 millones de usuarios y pese a los riesgos que entraña su empresa, según reconocen sus propios responsables, aspira a convertirse en una herramienta imprescindible para la búsqueda de talento.

El pasado 19 de mayo, el día de su estreno en Wall Street, las acciones de LinkedIn llegaron a cotizar un 146 % por encima de su precio de salida fijado en 45 dólares, hasta alcanzar los 110,7 dólares, lo que pronto desató los temores a que se esté gestando una nueva burbuja tecnológica.

El riesgo está ahí, tal y como los responsables de LinkedIn admiten en el folleto de información para su salida a Bolsa presentado ante la Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC por sus siglas en inglés): "tenemos un corto historial de operaciones en un mercado que aún no está consolidado por lo que resulta difícil evaluar nuestras perspectivas de futuro".

Sin embargo, LinkedIn, con el impulso de su salida al mercado, reúne apoyos para afrontar ese futuro incierto en el que espera posicionarse como herramienta imprescindible para la búsqueda de talentos (o de oportunidades de trabajo) con una tecnología que facilita la selección de perfiles en un medio tan masivo, y por ello inaccesible en ocasiones, como es internet.

Pretende continuar además con un crecimiento viral que se retroalimenta: a mayor número de usuarios, más fácil será encontrar lo que se busca y más popular será el sitio.

Con un usuario nuevo cada segundo, el crecimiento de esta red social parece imparable, de manera que LinkedIn ha pasado de los 55,1 millones de miembros de 2009 a los 90 millones con que terminó el año 2010 y, en la actualidad, ya sobrepasa los 100 millones de perfiles de profesionales de 200 países diferentes.

La renovación tecnológica forma parte importante de sus planes de futuro, con la perspectiva de mejorar de forma constante sus motores de búsqueda para poder asumir una base de datos que no para de crecer y con la meta de "trabajar donde sus usuarios trabajen", es decir, en móviles, tabletas y otros dispositivos a los que planean llegar con aplicaciones tan potentes como la propia web.

Tras el éxito de su expansión a países como Australia, Canadá, Francia, India, Irlanda, Países Bajos y Reino Unido, la red social especializada en perfiles profesionales proyecta continuar su expansión hacia otros territorios.

El potencial comercial de la red resulta innegable. Según la consultora Nielsen, el perfil de los usuarios de LinkedIn corresponde a personas con rentas altas, que toman las decisiones de compra de su hogar y tienen una formación por encima de la media de los usuarios de otras redes sociales.

La base de datos de LinkedIn es, pues, el sueño de cualquier vendedor, que puede solicitar el apoyo de la red social para establecer públicos objetivos, segmentados por infinidad de criterios, a los que dirigir sus anuncios de forma más certera. Sólo en los primeros tres meses del año, 4.800 empresas hicieron uso de los servicios de marketing de la red social.

"Nuestros usuarios, empresas y organizaciones profesionales están iniciando el camino para aprovechar el poder y potencial de nuestra red y base de datos profesional", afirma el folleto presentado a la SEC, un texto en el que la compañía cita entre sus fortalezas el hecho de haber aprovechado la oportunidad de negocio de alzarse como la primera red social profesional.

Oportunidades y fortalezas a parte, los responsables de LinkedIn reconocen que su proyecto entraña riesgos que no son nada desdeñables.

Temen no poder adaptar su tecnología al ritmo que requieran los tiempos, admiten que un problema de seguridad o robo masivo de datos podrían suponer una desbandada masiva de usuarios y, debido a las importantes inversiones que están realizando, no esperan obtener beneficios en el ejercicio correspondiente a 2011.

Además, esperan competencia y barajan la posibilidad de que un cambio en la legislación sobre privacidad dé al traste con la parte comercial de su negocio.

De momento, 100 millones de profesionales apuestan por compartir su currículum a través de esta web, los inversores han recibido con entusiasmo los 7,84 millones de títulos que salieron el jueves a la venta y solo el tiempo dirá si los apocalíticos que hablan de una nueva burbuja tecnológica tenían o no razón. EFECOM

http://www.expansion.com/agencia/efe/2011/05/22/16172170.html
 

DSV

Lanero Reconocido
Se unió
22 Jun 2005
Mensajes
1,162
yo pensé que eso apenas estaba empezando y era relativamente nuevo, pero que engañado estaba, sera registrarme y formar parte de linkedin
 

'Wayne

Lanero Reconocido
Se unió
26 Ene 2010
Mensajes
1,730
yo ya me registre, ojala que los sea aun mas util que el portal del empleo.com, es una red en crecimiento, donde vi muchos profesionales fueron de diseño grafico, y programaion, mas los que permanecen mas tiempo frente al pc.
 

admejia2

Lanero Reconocido
Se unió
1 Jun 2010
Mensajes
302
Que interesante, pero esto tiende mucho a que los perfiles ocupacionales que existan sean de personas que se mantienen mas tiempo en el Pc.
Pero aun asi se ampliaria mucho el nivel laboral de la gente y la competitividad
 

John Doe

Lanero Reconocido
Se unió
18 Abr 2007
Mensajes
1,295
Ya yo estoy aburrido de crear cuentas, y cuentas, y mas cuentas de redes sociales..., yo sigo a la antigua..., me aburrí de memorizar contraseñas
 

ViejoIvan

Lanero Reconocido
Se unió
15 Jun 2005
Mensajes
962
Ya yo estoy aburrido de crear cuentas, y cuentas, y mas cuentas de redes sociales..., yo sigo a la antigua..., me aburrí de memorizar contraseñas

Créame que si en Facebook coloca la misma contraseña que en gmail y Linkedin ni Mark Zuckerberg ni ninguno de los empleados de facebook se va a meter a su cuenta. Tengo un palpito de que asi es...
 

VektorY

Lanero Líder
Lanero VIP
Se unió
8 Oct 2006
Mensajes
10,832
Pero siempre es recomendable no usar la misma contraseña en todos lados, no vaya a ser que se la descubran y caen por ahí derecho otros servicios suyos.
 
Arriba