Fragmentación en Linux, ¿buena o mala? I y II

Un artículo editorial de Jim Zemlin, máximo responsable de la Linux Foundation, retoma un tema muy polémico que divide a los usuarios de Linux. Se trata de la fragmentación que existe en este mercado y de si esta es buena o mala para el futuro de nuestro sistema operativo favorito.



Zemlin comienza hablando de las críticas que se han recibido respecto a proyectos como MeeGo, Android o webOS, todos con base Linux pero desarrollados por distintas empresas aunque con la misma orientación, la conquista del segmento de la movilidad. Parece que cada uno de estos proyectos “va a lo suyo”, provocando una fragmentación inevitable que no obstante hay que ver -eso dice Zemlin- de modo positivo.


Y es que según este cibergurú del mundo Linux, “La plataforma Linux está fragmentada y unificada al mismo tiempo“.


La reflexión es interesante, ya que en algo tiene razón: los componentes upstream son la base única del sistema operativo, y cualquier proyecto basado en linux tiene que comenzar por la elección de un kernel Linx que, atención, sí está unificado en el llamado “mainline kernel“. Si un fabricante o desarrollador toma ese núcleo como referencia, estará partiendo de una base única que comparten un montón de proyectos derivados de esa base.


Lo mismo ocurre con proyectos como X.org, glibc, GNOME, QT, WebKit, CUPS, etc, que son “módulos” de sistemas operativos para todo tipo de plataformas y que de nuevo se basan en un desarrollo unificado.


Zemlin no obstante apunta a un problema en la fragmentación de aplicaciones y las API que utilizan los desarrolladores. En el artículo se da como ejemplo a Android, que ha seguido un camino algo distinto aunque ahora los responsables del proyecto están intentando “volver al redil” para que sus componentes y modificaciones vuelvan a formar parte del ya mencionado “mainline kernel” del que fueron “expulsados” por no cumplir con los requisitos de este componente básico.


Personalmente creo firmemente en que la existencia de varias alternativas es siempre una buena noticia: lo que no te dé una, te lo dará otra, y en esa riqueza de alternativas está una de las grandes fortalezas del ecosistema Linux. Puede que efectivamente existan algunas desventajas -tanta opción confunde al usuario novel, por ejemplo- pero todas ellas están compensadas por esa versatilidad y esa multiplicidad.


Fragmentación en Linux, ¿buena o mala? (II)


Uno de los interminables debates en torno al mundo GNU/Linux es, sin duda, la gran cantidad de distribuciones que hay y la fragmentación del mercado que eso conlleva. Pero aunque hay voces discordantes dentro de la misma comunidad linuxera, casi todas las críticas suelen venir del exterior, de quienes se acercan por primera vez al sistema del pingüino o simplemente lo observan desde la distancia.


Para el usuario recién llegado, uno de los puntos mas desconcertantes es la amplia variedad de “versiones de Linux” que existen. Y lo que es peor, cuanto más se adentra en este mundillo, más opciones encuentra.


Linux.jpg

Hace un tiempo ya tratamos este tema este tema en relación a un artículo escrito por Jim Zemlin, máximo responsable de la Linux Foundation, en el que respondía a críticas contra proyectos como Android o MeeGo: soluciones con un mismo fin que no obstante desarrollan su camino de forma separada; algo parecido a lo que ocurre con las distribuciones ordinarias. Según Zemlin, ya hay una significativa unión en cuanto a los componentes básicos con los que se construye cualquier sistema basado en Linux, como el kernel o las principales librerías (X.Org, Glibc, GTK+, Qt, etc).


Pero lo que cualquier desarrollador e incluso empresa dentro del sector pueden entender, sigue resultando confuso para el usuario novel. Y algo de razón no le falta a ese diagnóstico: actualmente se cuentan unas 300 distros en activo. Realizando un análisis superficial de esta situación, es fácil llegar a la conclusión de que tal duplicidad de esfuerzos, muchas veces enfocados en la misma dirección, sólo fragmentan a una comunidad que podría permanecer unida con un fin único.


Si siguiéramos por ese camino y aún sin ser real tal afirmación, el ejemplo más claro de esa visión lo tendríamos representado por Ubuntu, sistema al que mucha gente ya toma como sinónimo de Linux, aunque sólo sea un distro más. Demuestra, sin embargo, que proyectos mayoritarios pueden coexistir sin problemas con múltiples alternativas a su alrededor. De hecho, el distrohopping es algo habitual entre los usuarios que ya llevan un tiempo en Linux (muchos de los cuales llegan a través de Ubuntu).


Hay dos razones primordiales por las que esta situación es así y no tiene visos de cambiar. La primera es tan intrínseca como la libertad del software en el que se basan todos los desarrollos GNU/Linux, con unas licencias que permiten tanto a empresas como a usuarios construir su propio sistema operativo y ofrecerlo dentro de unos términos acordados. La segunda, por extensión, es la de poder adaptar dicho software a necesidades específicas.


Conclusión: mientras el FLOSS siga siendo FLOSS, esto es lo que hay. Personalmente, a mí me encanta esta situación: si necesito adaptar un equipo al milímetro tengo a mi disposición soluciones como Arch Linux o Slackware; para equipos de oficina SUSE -openSUSE desde hace un tiempo- siempre ha sido mi preferida, aunque ahora Linux Mint me ha ganado un poco; para el escritorio de algún amigo, Ubuntu y familia me parecen una excelente alternativa; si hablamos de servidores, Debian y CentOS son magníficas… Y así hasta más posibilidades de las que pueda manejar una sola persona.
El problema desde el exterior ya lo sabemos, la gente se siente un poco confundida, y razón no le falta. Desde el interior la cosa es distinta, y si bien entendemos perfectamente cómo funciona este ecosistema en el que nos movemos, según qué situaciones no son del agrada de muchos (y no vamos a entrar en eso ahora). Pero ¿qué otra cosa podemos hacer que no sea tirar hacia delante?

Fuente:
http://www.muylinux.com/2010/05/12/fragmentacion-en-linux-¿buena-o-mala/

http://www.muylinux.com/2011/05/18/fragmentacion-en-linux-buena-o-mala-ii/
 

davidpoiu

Lanero Reconocido
11 Ago 2009
630
Personalmente, a mí me encanta esta situación
Personalmente, yo y muchos de los usuarios que conocemos Linux o que quieren entrar a el odiamos esta situación.


Para mí, este artículo desafortunadamente no dice mucho, es simple palabrería. Y sí, Android puede ser bueno, libre y demás... pero los usuarios de Android seguirán reclamando unificación.
 

E_Blue

Lanero Reconocido
26 Sep 2006
1,086
Personalmente, yo y muchos de los usuarios que conocemos Linux o que quieren entrar a el odiamos esta situación.

+100000
No entiendo porque no puede haber un solo software de SO y que si lo quieres usar para algo que no sea uso domestico se pueda configurar para lo que necesiten, ya sea un server o un sistema en red para cálculos climáticos, el resto creo que no le interesa ponerse a hacer un estudio de mercado para ver cual de las cientos de distribuciones le conviene.
Aparte ¿Como haría ese trabajo cuando no entiende de informática y si lee en algún lado FAT32 piensa que es un nuevo sistema de reducción de peso? A lo sumo se limitaria a elegirlo por la apariencia de la GUI, pero es sabido que eso no es lo primordial si no las funcionalidades y la capacidad de adaptarse.

Ay Turing, ¿Adonde dejaste la maquina? :\
 

piperon

Lanero Reconocido
5 Jun 2006
1,599
IMHO la variedad de distribuciones es una ventaja para usuarios experimentados, poder decidir entre debian o centos para un server, ubuntu o mint para el laptop y jolicloud en el netbook no tiene precio; nombro esas distros por que son las que mas uso.

Por otro lado para un usuario novato tratando de elegir distro esta variedad puede causarle un dolor de cabeza, para este segmento me parece mas que conveniente el papel que juega Ubuntu como la distro mas amigable con el usuario, mucha gente que conozco que nunca han tenido experiencia alguna con linux saben que hay algo llamado ubuntu que es libre, casi que solo por cultura general.
 

daribar

Lanero Reconocido
17 May 2007
180
La verdad es que alguien que confunda FAT32 con "un nuevo sistema de reducción de peso" nisiquiera buscaría por su cuenta una distribución linux, simplemente busca alguien que "le formatee el PC" y listo. Una persona que se aventure a usar linux es porque almenos tiene una mínima capacidad para manejar una instalación de windows (cada vez más sencilla), y en linux la encontrará igual de fácil, ya se complicará si algo sale mal con el hardware que posee (pero eso ya es otra historia). En fin, aunque hoy por hoy linux es muchísimo más amigable y manejable que hace unos años... aún continúa siendo una verdadera utilidad para alguien que sabe para qué necesita realmente un OS y no simplemente por ahorrar gastos de licencias o evitar piratería de windows. Personalmente uso windows y linux en varias presentaciones, y siempre procuro enfocarme en las virtudes que cada uno me aporta en lugar de andar mirando cuántos humanos más lo utilizan (si muy pocos lo utilizan pues me siento dichoso de ser uno de esos pocos capaces de sacarle provecho).
 

rparrado

Lanero Reconocido
8 Mar 2008
4,176
Si digo que deberian tener unificada en una o 2 versiones maximo para desktop/notebook/netbook algunos me diran que es por la la libertad, pero creo que esto se aplica para servidores, switches, firewals, ids, televisores etc...

Para pc normal deberian unificar todos esos esfuerzos que realizan en varias distribuciones en una sola o dos, seria mucho mas productivo, y se evitaria todas esas versiones que sacan hasta en las universidades solo por que lleven el nombre de algo.
 

Onan

Lanero Reconocido
28 Ene 2008
129
En los personal creo que una unificación seria mas beneficiosa y creo que el éxito dependería de la forma en que se aborde este tema.

Si bien en la variedad podemos encontrar innovación, la dispersión que la variedad provoca disuelve el esfuerzo.

Me parece que si los dirigentes de cada proyecto se unificaran con proyectos parecidos, podrían duplicar o triplicar el esfuerzo en crear una distro con mas fortalezas que debilidades.

La variedad es buena, pero 300 distros de Linux creo que ya cae en lo absurdo.