El negocio de los celulares cambia desde este martes



Quienes se acerquen a los locales comerciales de los operadores celulares en busca de un teléfono o para contratar un plan pospago se encontrarán desde este martes con unas condiciones distintas a las que han regido este negocio durante los últimos 20 años.

Ese día entrará en vigor la eliminación de las cláusulas de permanencia en los contratos de telefonía móvil, impulsada por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) y ordenada mediante la Resolución 4444 del 2014, que busca desligar el costo de los aparatos del valor de las llamadas y los paquetes de datos.

Tradicionalmente, las personas adquirían de manera conjunta el celular y el servicio pospago, y los pagaban en una misma factura. El costo del equipo variaba en virtud del valor mensual del plan y del tiempo de duración del contrato. (Lea también: Lo que se viene en julio / Análisis del editor).

Así, un celular podía ‘costar’ cero pesos o mucho menos que si se compraba de contado, siempre y cuando el cliente garantizara, mediante la firma de una cláusula de permanencia, que estaría atado a un operador específico por un tiempo determinado.

Este modelo de contratación estará prohibido a partir del martes.Desde ese día, las personas deberán comprar de contado los equipos o conseguir financiación. En este segundo caso, el operador está obligado a suscribir dos contratos con el cliente, uno por el servicio y otro por el aparato, y a discriminar el cobro que hace por cada concepto en la factura mensual.

De hecho, si se atrasa en las cuotas de su celular, pero sigue cumpliendo con el importe del servicio, el operador no podrá cortarle las llamadas ni la navegación.

“La justificación de la medida es generar más condiciones de competencia en el mercado móvil, con un componente adicional: la protección de los usuarios. Con las cláusulas de permanencia no había información clara sobre cuánto se pagaba por el celular y cuánto por los servicios móviles”, explicó Juan Manuel Wilches, comisionado de la CRC.

El funcionario aclaró además que los usuarios que tengan contratos firmados antes de la entrada en vigor de la norma deberán recibir información detallada –en sus facturas– sobre las fechas de inicio y terminación de los mismos y las penalidades que rigen en caso de cancelarlos anticipadamente.

Otro de los impactos inmediatos de la norma es que seguramente aumentará la compra de celulares –libres y compatibles con cualquier operador– mediante canales distintos a los operadores, como las grandes superficies. Hoy, según cifras de la Dian, cerca del 70 por ciento de los teléfonos importados y vendidos en el país ingresan a través de los prestadores de servicios móviles, que firman grandes acuerdos comerciales con los fabricantes. El resto son importados por almacenes de cadena y comercios informales.

“El aparato no es lo más importante para nosotros, pues nuestro negocio es el servicio, el tráfico de datos y de voz, aunque el celular es el gancho que define la compra del usuario”, comentó un representante comercial de uno de los operadores. Al no poder ‘subsidiarlo’, el teléfono dejará de ser un factor definitivo en la estrategia comercial del operador, que deberá centrarse en competir con su servicio, su atención al usuario y valores agregados (más minutos, navegación, música, videos, etc.).

Mejorar la calidad del servicio es el principal objetivo de la CRC. En ese sentido, Wilches explicó que en la agenda regulatoria está una modificación de las condiciones de calidad que se les vienen exigiendo a los operadores de telefonía celular desde el 2011. El cambio tiene que ver con un seguimiento más detallado de la información que estos le entregan a la Comisión sobre el porcentaje de llamadas caídas.

‘Habrá un alza general’

Un vocero de una empresa fabricante de celulares cree que en el mercado se generará, por efecto de la norma, un alza general en el precio de los celulares. “Las personas llegarán a una tienda de un operador o a un almacén de cadena y verán que los aparatos tienen su precio pleno para compra de contado, o uno más alto a crédito, por los intereses respectivos”, adelantó.

El impacto sobre los precios será más evidente en los modelos de gama alta (smartphones) de marcas reconocidas, que son los más apetecidos por los usuarios y sujetos del mayor subsidio por parte de los operadores. Por ejemplo, mientras hace un año el precio de un iPhone o un Galaxy de Samsung podía estar entre los 400.000 y los 800.000 pesos, dependiendo del tipo de plan pospago y el tiempo de permanencia, a partir del martes ese mismo equipo –en su versión más reciente– estaría entre los 1,4 y los 1,8 millones de pesos (ver gráfico).

“La percepción del usuario es que el celular no cuesta o que su precio es bajo. La gente se va a demorar en entender por qué ahora el valor que paga es más alto que antes”, comentó el vocero de una empresa de móviles.

En consecuencia, el mercado se va a ralentizar. La tasa promedio de renovación de equipos, que entre los colombianos es de unos 15 meses, de acuerdo con cálculos de los fabricantes, podría elevarse debido al encarecimiento de los equipos.

Los móviles de gamas medias y bajas, que también se ofrecerán a precio full, se convertirían entonces en la principal opción de los usuarios, pues sus precios pueden arrancar en los 250.000 pesos y llegar hasta los 800.000. No obstante, pocos de estos modelos tienen la posibilidad de navegar en redes 4G LTE, por lo que sus características no son de última generación, como sí sucede en las gamas altas, cuyos precios superarán el millón de pesos.

Además, se espera que, al menos en el corto plazo, los precios de los planes de telefonía móvil no bajen, pues nunca fueron objeto de subsidio. “Lo que se subsidiaba era el costo del aparato, no el del servicio. Al eliminarse el subsidio del equipo, el precio del plan se mantiene intacto”, señaló un experto de uno de los operadores.

Pero aún es demasiado pronto para determinar a ciencia cierta lo que sucederá tras la prohibición de las cláusulas de permanencia. Lo que sí está claro es que se viene una importante reorganización del mercado y de la oferta de servicios móviles en Colombia.

El abecé del nuevo sistema

¿Qué pasa con mi cláusula de permanencia?

Si usted tiene cláusula vigente debe esperar a que termine. Para acabarla hay que pagar el subsidio que varía según el aparato y el tiempo que le falte por cumplir del contrato.

¿Y si me quiero cambiar de operador?

Si el equipo está pago, podrá solicitar la portabilidad numérica y cambiarse. Es un trámite gratuito.

¿Los precios de los celulares van a bajar?

No. Ya no se subsidian por parte de los operadores, así que su precio final será el real del mercado, pero encontrará ofertas, descuentos y financiamiento.

¿Los precios de los planes van a bajar?

No. Según los operadores, los precios de los planes no hacen parte del subsidio. Lo que se subsidiaba era el costo del equipo pero, como se eliminó dicha figura, el valor del servicio se mantiene intacto. Es posible que algunos operadores lancen planes promocionales a menor costo. El objetivo de la medida es que en el mediano plazo, por efecto de la competencia, se mejoren las condiciones de servicio para los usuarios.

¿Dónde puedo comprar mi celular?

En las tiendas de los operadores, en almacenes de cadena y otros comercios. Los precios serán muy parecidos, aunque dependerá de actividades promocionales o descuentos, que activen cada una de esas empresas para captar clientes.

¿Con cuántos días de anticipación debo pedir la cancelación del servicio?

El usuario que quiera cancelar su servicio con un operador de telefonía celular lo puede hacer en cualquier momento, con mínimo 10 días calendario de anticipación al inicio de un nuevo periodo de facturación. De lo contrario, la cancelación del servicio se hará efectiva al finalizar el siguiente periodo.

Lo que va a encontrar

1. A cuotas: el operador Claro mantendrá la oferta de equipos a cuotas. El sistema será adoptado por Movistar y Tigo. Este último lo hará sin cobrar intereses.

2. Financiación: algunos bancos lanzarán líneas de crédito para la compra de equipos de gama alta. Igualmente, los almacenes de cadena que cuentan con medios de pago propios (Éxito, Falabella, Jumbo) harán planes a crédito.

3. Ofertas: las marcas fabricantes incluirán valores agregados a los equipos como accesorios, seguros por daño de partes e incluso bonos de restaurantes, cines y alianzas con otras marcas.

Los nuevos jugadores

Un efecto directo de la eliminación de las cláusulas de permanencia será la llegada de nuevos jugadores al negocio de venta de celulares.

En primer lugar están los almacenes de cadena como Éxito, Jumbo, La 14, Panamericana, Ktronix y Alkosto, entre otros, que venderán equipos libres y compatibles con cualquier operador del país. “Tendremos una oferta amplia y fácil de entender para los usuarios”, aseguró un experto de Almacenes Éxito, empresa que desde hace más de un año incursionó en el negocio de móviles libres, los cuales complementa con su servicio de voz y datos Móvil Éxito. “El objetivo es que el usuario compre los celulares como hace hoy con los televisores, que escoja el que más le guste y se ajuste a su presupuesto, y luego elija libremente el servicio con los contenidos y la navegación que requiera”, señalaron desde la cadena.

Fuentes de otras tiendas pronostican que habrá una oleada de promociones, ‘madrugones’, ‘trasnochones’ y descuentos a través de medios de pago propios –como tarjetas de puntos o de crédito– para incentivar la compra de celulares. No obstante, a través de estas vías los precios serán los mismos, o muy parecidos, a los ofrecidos por los operadores, que también tendrán ventas por cuotas.

Las marcas fabricantes no son ajenas al nuevo escenario. “Hemos trabajado con almacenes de cadena y operadores para empapar del tema a los usuarios y mostrarles una oferta variada y asequible. Seguiremos creciendo nuestras tiendas directas que han tenido un gran éxito, pues permiten conocer toda la línea de productos, recibir soporte técnico eficiente, tomarse un café y mejorar su experiencia de uso de sus equipos. Queremos terminar el año con 30 tiendas directas en el país”, reveló Carlos Mateus, vicepresidente de móviles de Samsung Colombia.

Operadores como Movistar lanzarán precios promocionales de la línea de celulares con el sistema Firefox de la línea smartphone, para ofrecer una buena relación de precio y beneficio. Incluso, marcas como Alcatel OneTouch, Huawei, LG, ZTE, Avvio o Lanix, entre otras, se convertirán en una buena opción para quienes tienen un bajo presupuesto. Las marcas grandes como Nokia, Samsung o Sony también traerán una oferta variada y asequible. Por supuesto, también exhibirán su gama alta para quienes deseen comprar equipos de última generación.

Reposición de equipos

En caso de pérdida o robo del celular, el usuario no hallará precios atractivos sino a ‘full’ costo, con los operadores. Eso sí, dependiendo la antigüedad y el historial de consumo podría acceder a descuentos. Por otra parte, la eliminación de las cláusulas de permanencia no tiene efecto en los planes corporativos, pues son contratos de común acuerdo con otras condiciones, precios especiales y subsidios.

FUENTE
 

joserafa

Lanero Reconocido
Se unió
27 Oct 2008
Mensajes
1,187
Bueno, en la empresa teníamos planes especiales corporativos para sacar los teléfonos de gama alta a muy buen precio - Iphone 5s en 700 - pero también los cerraron...Pensé que a los planes corporativos no los tocaban...
 
Arriba